5 beneficios de contar con buenas descripciones de puesto

5 beneficios de contar con buenas descripciones de puesto

Es hora de hacer una confesión. ¿Cómo responsable de Recursos Humanos o líder de una empresa, estás totalmente seguro de que el personal de tu compañía sabe lo que tiene que hacer? ¿Tienen claras sus responsabilidades, así como los factores críticos de éxito en su puesto?

Muchos podrán decir “pues claro, si ya tiene años trabajando en esta empresa, debe saber lo que tiene que hacer” o “por supuesto, si al ingresar a la empresa le pedí que se pegara a Juanito para que aprendiera a hacer las cosas”. La realidad es que existen innumerables empresas que asumen que la gente debe saber lo que tiene que hacer al momento de ingresar, de lo contrario el proceso de selección ha sido sólo un fraude. Dan por hecho que una simple plática de lo que esperamos de ellos al ser contratados será suficiente y, con el paso de tiempo se cuestionan por qué la gente no está sumando para lograr los objetivos de la empresa.

Imaginemos el siguiente escenario: Me acaban de contratar en una empresa y me entero de que a mi jefe le gusta tener una bebida recién preparada cada mañana, así que hago mi mejor esfuerzo y cada día me levanto temprano para ir a comprar las mejores naranjas del mercado, llego a la compañía y calculo el tiempo para tener listo un delicioso jugo justo antes de que llegue el jefe, a fin de que pueda tomarlo recién hecho. ¿Está haciendo esta persona un buen esfuerzo? Definitivamente. ¿Está cumpliendo con su objetivo? Pues… es una bebida recién preparada, así que podemos asumir que si ¿cierto? Ahora imaginemos que el jefe llega, ve su jugo de naranja en su escritorio por quinto día consecutivo y desesperado le pide a Recursos Humanos el reemplazo de la persona. Razón: “La persona no tiene buena actitud, le falta adaptarse al lugar, quiere seguir haciendo lo que hacía en su otra empresa y eso aquí no funciona, qué tan difícil es hacer un café, definitivamente no es el indicado…”

¿Suena familiar?

Desafortunadamente, cada vez hay más colaboradores haciendo lo mejor que pueden en las empresas, aunque esto no coincida necesariamente con lo que la compañía necesita de ellos. Tristemente esto incluye niveles gerenciales y directivos. Cuando no se tiene una claridad de la meta a alcanzar entonces cada uno determina –en el mejor escenario- lo que sería más apropiado basándose únicamente en la información que tiene a su alcance.

Si bien para muchas personas resulta engorroso el realizar las descripciones de puesto, vale la pena el esfuerzo por todos los beneficios que este documento nos puede brindar. ¿Sabes para qué sirven?

1. El beneficio más obvio y no por ello menos importante: Cada persona tendrá claridad del objetivo de su puesto, sus funciones y principales indicadores de desempeño; identificará claramente a sus clientes y proveedores internos y externos, así como sus necesidades a cubrir, es decir, le brinda todo el panorama para que pueda desenvolverse adecuadamente en el puesto, siendo consciente de lo que la empresa necesita que logre.

2. Segundo beneficio: ¿Cómo compruebas que el mejor colaborador no es sólo aquel que te cae bien? Con las evaluaciones de desempeño. Estas evaluaciones se desprenden de la descripción de puesto y básicamente traducen las funciones y objetivo del puesto en resultados medibles, con los cuales puedes tomar decisiones para promociones de personal, capacitación o entrenamiento necesario (que realmente tenga impacto en la empresa), incrementos salariales… en fin. El contar con evaluaciones de desempeño es la base para generar una cultura de resultados en la compañía.

3. ¿Tienes quejas constantes del tipo: “por qué él gana más que yo si yo hago más cosas/llevo más tiempo en la empresa”? Amarás el tercer beneficio entonces. Si realizas una buena descripción de puesto entonces puedes obtener de ahí los parámetros que te permitan hacer una valuación de puestos, asegurando la asignación equitativa de salarios para cada uno de ellos.

4. ¿Alguna vez se te ha ido alguna persona clave, dejando la operación de cabeza? Deja que el beneficio cuarto te consuele un poco: Programas de sucesión. Con las descripciones de puesto y evaluaciones de desempeño se pueden realizar fácilmente los programas de sucesión de puesto, identificando a los puestos críticos, el personal con el potencial para cubrirlos y generando los planes de capacitación y entrenamiento necesarios para que cualquier persona en puesto clave pueda irse de vacaciones (o de la empresa) sin generar caos alrededor.

5. ¿Alguna vez has promovido a alguien porque era muy bueno en lo que hacía y resultó una gran decepción en el nuevo puesto, o contrataste a alguien y algún colaborador se quejó amargamente de “por qué no a mi si soy mejor”? El quinto beneficio pondrá fin a estos inconvenientes con los perfiles de puesto y la generación de planes de carrera. Verás, el medir el desempeño te indica que un trabajador es bueno en su puesto, pero esto no es garantía de que será bueno en un nivel superior, sin embargo, si tienes claramente definido cuales son los retos, habilidades y competencias necesarios para cada puesto, así como las evidencias de cumplimiento, entonces te será más sencillo seleccionar al candidato que tiene mayores probabilidades de éxito en el puesto a cubrir, así como la clara evidencia del por qué fue seleccionado.

Existen otros beneficios derivados de una adecuada descripción de puestos, tales como la realización de una buena DNC, la identificación de perfiles para contratación o la generación de planes de inducción al puesto; prácticamente es la base para una buena gestión de tu capital humano. No lo dudes y regálate el tiempo para realizar esta actividad que sin lugar a dudas retribuirá enormemente en el resultado de tu empresa.

Compartir este artículo:

M. Carolina Hernández Guzmán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita más información:

[contact-form-7 404 "Not Found"]
close-link