10 Recomendaciones para Trabajar en Casa sin Perder en el Intento.

10 Recomendaciones para Trabajar en Casa sin Perder en el Intento.

¿Te ha costado adaptarte a tu home office obligatorio?

Los consultores en Bester desde hace muchos años, trabajamos desde un esquema ROWE (Results only work enviroment). No tenemos horarios asignados y tenemos que organizarnos para cumplir con los objetivos asignados para cada proyecto. Por ello hemos tenido que aprender a trabajar desde casa y te quiero compartir algunas recomendaciones que he aplicado para optimizar tu tiempo y sentirte más productivo.

1. Ponte un horario. Sé que ya has escuchado esta recomendación, pero de verdad, ponte un horario para trabajar, y ¡cúmplelo! Recuerdo que mis primeros días en casa, me sentaba a trabajar y a los pocos minutos me distraía cualquier cosa, desde un objeto fuera de su lugar que me llevaba a ordenar varias cosas, hasta la cocina tentándome con varios refrigerios. Ponte un horario para empezar e imagina que durante ese horario estás en tu oficina. Comenta tus horarios a tu familia para que todos estén enterados y te generen la menor cantidad de distracciones posibles.

2. Asígnate un espacio para trabajar. Esto que también es muy común, es super valioso. Prepara un espacio que sea exclusivo para trabajar ya que esto generará tu mindset adecuado para enfocarte en tu trabajo. Si estas trabajando desde tu mesa, como es lo más común, “adecúala” justo en el horario laboral que te asignaste para que se transforme de comedor a zona de trabajo. El hacer ese cambio, que puede parecer algo muy simple, en realidad es algo simbólico que te permitirá sentirte en un ambiente de trabajo real.

3. Define 1-3 objetivos al día. La gran ventaja de estar trabajando desde casa es que las “urgencias” pueden ser menos frecuentes. Asegúrate cada día de empezar con una a tres metas muy claras a conseguir en ese día, de manera que al iniciar tu trabajo tengas claro lo que debes conseguir. Quizá tienes mucho por hacer, pero define las 3 cosas que sí o sí, tienes que realizar primero, aquellas que son más importantes y enfócate a ello.

4. Usa algún hack para mantenerte enfocado. Honestamente soy una persona un tanto dispersa, mi mente suele tener varios pendientes y esto hacía que brincara de un pendiente a otro sin avanzar significativamente. Esto cambió en el momento en que empecé a utilizar la “técnica pomodoro”. Esta técnica implica trabajar por periodos de 25 minutos enfocado exclusivamente en una cosa. Durante ese periodo de tiempo no te puedes distraer en nada más que en la actividad que te has propuesto. Una vez terminados estos 25 minutos tienes 5 minutos de descanso, en los cuales puedes aprovechar para revisar tu correo o mensajes, estirarte un poco, etc. Personalmente utilizo una app para esto y me ayuda no sólo a mantener el foco, sino que mi familia sabe de esto, así que mientras escuchan el “tic tac” del timer, no me interrumpen.

5. Monitorea tus avances. Permítete revisar, al final del día o de la semana, lo que has avanzado, esto te ayudará a darte cuenta de qué tan productivo estás siendo, tomando las acciones correctivas pertinentes para ir mejorando cada vez.

6. Date tiempo para descansar. Una de las cosas que pude notar al poco tiempo de vivir bajo el esquema de home office, es que, si bien tenía un horario de oficina, de repente me sentía “inspirada” en cualquier horario y me la vivía trabajando, descuidando mi tiempo personal, lo que hizo que eventualmente me sintiera sobrecargada. Para evitar esto decidí conscientemente asignarme un horario para descansar. En estos horarios, si me siento inspirada dejo unas notas rápidas en una libreta y con esta idea inicio mi trabajo al día siguiente. Respeta tus tiempos y verás que al tener un equilibrio en tu vida serás, aunque parezca contraproducente, mucho más productivo.

7. Cuida tu energía. Es muy fácil caer en la tentación de andar en pijama sólo de la cama a la cocina, sin poner atención al reloj; sin embargo, cuidar tu energía es vital para mantenerte productivo. Asegúrate de dormir bien, aun cuando no tengas la “preocupación” de levantarte temprano. Come sano, ya que puedes tener tentaciones de snacks con más frecuencia, asegúrate de no tener chucherías en casa, compra botanas sanas o ten a la mano fruta o verduras para esto. Haz ejercicio, aunque sean estiramientos, en internet puedes encontrar muchísimas rutinas para hacer en casa y ahora tienes el tiempo para ello. Estas tres cosas tan simples harán que tu energía se mantenga elevada.

8. Comparte con tus compañeros. Recuerda que estamos aislados, pero no solos, hay un sin número de herramientas (Zoom, Google hangouts, Skype, etc.) para que te mantengas conectado y puedas compartir con tus compañeros de trabajo, no temas pedir ayuda, compartir tus dificultades y tus aprendizajes. Entre todos seguramente lograrán avanzar y hacer que se sienta “más normal” el trabajo desde casa.

9. Celebra tus logros. Todos nos estamos adaptando de forma rápida a cosas que no hacíamos antes, el simple hecho de estar trabajando desde casa ya te genera un reto, así que no te sientas mal si avanzas con menos rapidez de la que te gustaría, celebra tus logros y tus avances, por pequeños que sean, y esto hará que te impulses a continuar mejorando día a día.

10. Reflexiona sobre tus aprendizajes. Esta nueva dinámica sin duda te traerá mucho aprendizaje sobre ti. Date tiempo cada semana o cada 15 días para reflexionar sobre lo que has aprendido, así como la forma en que puedes aplicarlo cuando pase esta contingencia. Seguro que cuando las cosas vuelvan a su “nueva normalidad” tendrás nuevas habilidades y conocimientos que te ayudarán mucho en tu día a día.

Compartir este artículo:

Bester Consultores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita más información:

[contact-form-7 404 "Not Found"]
close-link