Menú sobre calidad

Contáctanos

Menú sobre calidad

Mucho se ha escrito sobre calidad. De hecho, corremos el peligro de que, en vez de convertirla en estilo de vida, se convierta en una moda pasajera. Por la importancia que el tema reviste, a continuación, ofrecemos un menú de pensamientos sobre el tema de calidad. Esto, con el fin de que los interesados hagamos algunas reflexiones y saquemos conclusiones.

  1. Calidad no es propiedad privada. Por lo tanto, no es exclusiva de ninguna cultura, ni nación, ni empresa. La naturaleza humana es la misma en el mundo y si es posible para ella, la calidad es posible en cualquier lugar del mundo.
  2. Los procesos orientados a la calidad deben sustentarse en la información. Ésta es la materia prima para el mejoramiento continuo.
  3. La supervisión debe orientarse a la prevención, no a la corrección. La calidad no se supervisa, la calidad se hace.
  4. La calidad es una apuesta a largo plazo. No es una varita mágica que resuelve todos los males.
  5. Si el movimiento de calidad no trae como consecuencia el mejoramiento a la calidad de vida de los trabajadores, no tiene sentido.
  6. La calidad se constituye con la participación de todos los niveles de la organización empezando con el compromiso de la dirección.
  7. Siendo un programa de largo plazo, requiere de constancia, perseverancia y congruencia.
  8. Hay que remar contra la corriente. En México estamos acostumbrados a trabajar para quedar bien con el jefe, ahora hay que trabajar para quedar bien con el cliente.
  9. Sólo las empresas que han definido una visión clara de largo plazo y han hecho planes estratégicos para crear elementos de diferenciación permanecerán en un mercado altamente competido.
  10. La incompetencia, el trabajo mal hecho, la mediocridad, tienen un enorme costo social. Cualquier defecto en lo que hacemos tiene una repercusión social. Por ello, cuando tenemos orgullo por lo que hacemos y por lo que producimos estamos dando un salto hada la sociedad desarrollada.

Puntos básicos para productos o servidos exitosos

La época en que la empresa elaboraba el producto tradicional ya pasó. Producir el artículo o brindar el servicio que le gustaba al dueño ha quedado atrás. Aunque ofrecer aquello en lo que

tenernos experiencia es una tendencia natural, la evolución tan rápida en el nivel de exigencia de los consumidores nos obliga a evolucionar también nuestros sistemas de producción. Si querernos mantener un buen nivel competitivo, la decisión de qué productos o servicios ofrecer debe ajustarse cuando menos a los siguientes Criterios:

  • Deberán comprobarse las necesidades reales del mercado por personas capacitadas, con visión real del lugar y basadas en realidades concretas.
  • Debe investigarse bien el ambiente en que se usará el producto o se brindará el servicio, para garantizar su confiabilidad y vida útil.
  • Debe evaluarse en el mercado el comportamiento del producto o servicio sobre el de la competencia.

• En el mercado, lo que ofrecemos deberá tener siempre una característica propia: un elemento de diferenciación que lo haga preferido por el diente.

Por: Guillermo Vela Monforte

Compartir este artículo:

Guillermo Vela Monforte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita más información:

Nombre (requerido)

E-mail (requerido)

Mensaje

close-link